Disfrutar del buen sexo ya no tiene por qué ser caro

Son muchas las conversaciones mantenidas con mis amigos en las que siempre acabamos discutiendo medio en serio medio en broma acerca de los altísimos costes de los servicios sexuales online, hasta que un día navegando por los miles de foros que tiene la red encontré una conversación que llamo mi atención de manera muy ostentosa, prometían las mejores y más económicas cámaras webs de toda la red, con chicas espectaculares que incluso podían ser de nuestra zona, tras pensármelo unos segundos me decidí a pinchar en www.webcam-porno.es La verdad que desde un principio me estaba mostrando bastante incrédulo, no suelo fiarme de estas cosas de internet, comienzan los 5 primeros minutos gratuitos y luego te dejas la tarjeta de crédito sin apenas darte cuenta.

Pero no sabía que estaba totalmente equivocado, accedí al panel de selección, estaba contemplando auténticas bellezas, con unos pechos espectaculares, mis ojos no daban crédito a lo que estaba mirando, a continuación, y tras un breve registro procedí a seleccionar la chica que quería para mi pequeño rato de ocio.

Pasamos a una sala de chat más íntima, donde tras solicitarle todo lo que me gustaría ver, ella con su dulce voz me explicaba de una forma erótica y muy sensual lo que estaba haciendo a cada momento y lo que me haría a mi si me tuviera delante, era un nivel de excitación máximo, la verdad, nunca había disfrutado tanto con una sala de chat, yo estaba algo nervioso, pensaba que tras pasar los primero minutos me solicitaría otro pago, o me cortaría la videollamada, pero no ocurrió nada de eso en absoluto, todo finalizo de la forma que me esperaba, ahora soy yo el que recomienda este sitio web a mis amigos.

Como llamar a una línea erótica y no arruinarte en el intento

Se ha hablado mucho acerca del precio de llamar a una línea erótica, siempre comentarios negativos acerca de su alto coste o de su servicio, lento y complicado.

Bien, yo hoy vengo a desmentir y enseñar cómo podemos sacarle el máximo partido a este tipo de servicios sexuales.

Hoy en día existen las líneas eróticas gratuitas, son líneas entre personas que están buscando exactamente lo mismo que tú, basta con que paguemos una pequeña cuota de suscripción y demos nuestros datos, el programa telefónico se encargara del resto, nos buscara una persona afín a nuestras necesidades y nos pondrá en contacto con ella, de manera que únicamente pagaremos el coste de la llamada telefónica si marcamos desde un móvil que no tenga llamadas gratuitas nacionales.

He de decir que lo he probado varias veces y en todas el resultado ha sido plenamente satisfactorio, por lo que mi experiencia ha sido plena, desde entonces se lo recomiendo a todo aquel que necesite realizar una llamada de desahogo para poder continuar con su rutina diaria y lo mejor de todo es que es completamente gratuito, sin esperas y de muy buena calidad.

Juguetes eróticos, como decirle a nuestra pareja que queremos incorporar uno

En ocasiones es más que probable que una pareja convierta en rutina su sexualidad diaria, que llegue a aburrirse y que sientan que no avanzan, gracias a los avances y a las ingeniosas ideas de hoy en día podemos disfrutar en soledad o con nuestras parejas de juguetes que harán que nuestra vida sexual vuelva a ser como era antes.

Incorporar un juguete de este tipo puede resultar algo traumatizante para algunos hombres, ya que estos suelen sentir que han sido reemplazados por un juguete de goma y que sus parejas necesitan satisfacerse con él porque no han conseguido darlo todo.

Para evitar este tipo de traumas y situaciones embarazosas lo mejor es comentar poco a poco el tema con nuestras parejas, introducir el juguete en varias conversaciones como algo normal y natural e incluso llevarle a verlos a alguna tienda de artículos eróticos, que vea que es algo completamente normal de lo que no debe avergonzarse, de este modo sentirá que no hay sustituto ninguno sino una alternativa más al juego sexual de pareja y quizás acabe comprando algún juguete para cuando podéis estar juntos seguir disfrutando la sexualidad.

El uso de ropa erótica en la pareja puede mejorar nuestras relaciones sexuales

Caer en la rutina de las mismas posturas, los mismos lugares o el mismo horario puede hacer que una pareja acabe sexualmente en rutina, para ello hoy vamos a hablar de la introducción de ropa sexi en nuestras relaciones, algo que casi siempre funciona y consigue que la pareja varíe un poco su actividad sexual y les dé un giro a sus costumbres.

La ropa sexi puede utilizarse tanto en hombres como en mujeres, podemos comenzar por utilizar un picardías que insinué lo que hay debajo para jugar con los preliminares e ir quitándonoslo poco a poco, si somos algo más atrevidos podemos utilizar disfraces sexis, como el de piloto de vuelo, guardia civil, azafata o enfermera, este tipo de juegos casi siempre sacan de la rutina a la parejas y consiguen que la chispa renazca de sus cenizas.

Todo esto se puede combinar con algún juguete sexual que sea del agrado de ambos, para jugar en los preliminares o durante el acto sexual, de este modo estaremos manteniendo una relación más abierta y plena y probando placeres que quizá hasta ahora resultaban desconocidos, disfrutar los dos como uno solo.

Sex-shop con cabinas, un negocio que se está perdiendo

Recientemente entre a un sex-shop de los de toda la vida, de esos que siempre están ahí para ofrecerte todo aquello que necesites a precios realmente ridículos y me dirigía a hacerme un buen apaño mientras disfrutaba de mis chicas favoritas cuando el dueño del local me comento que habían tenido que cerrar esa sección, que la gente ya no acudía como antes y que los ingresos en esa sección de la tienda eran únicamente perdidas.

La verdad, era algo que no me esperaba, disfrutaba de ver en directo como esas chicas disfrutaban con mi voz y con lo que les pedía que hicieran.

Me explico el vendedor que eso se puede obtener hoy en día entrando a una de estas páginas web donde las chicas se dejan ver y cumplen los deseos que se les solicitan a cambio de monedas, todo se había modernizado, me dio incluso una tarjeta con el nombre de las chicas que antes trabajaban en el local ya que ahora lo hacían por internet, y me explico como buscarlas, no sé, para mí no es lo mismo, sé que están ahí, pero pueden estar a millones de kilómetros.

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.